1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Imagen del perfil de la página de Facebook dedicada al damasquinado

Artículo de David Alonso Rincón

El último maestro espadero tradicional de Toledo: así se forjan las espadas más legendarias

El periódico electrónico "Libertad Digital", visitó nuestro taller de forja de espadas para escribir sobre la familia Arellano y su tradición en la fabricación de espadas de Toledo.

A continuación os dejamos el artículo, agradeciendo a este medio su interés por el oficio de la espadería,  tradicional de la ciudad de Toledo y os invitamos a que visitéis su reportaje fotográfico.

<< Una nave industrial en mitad de un polígono de la afueras de Toledo esconde uno de esos rincones que mantienen la esencia viva de siglos pasados y por los que parece no haber pasado el tiempo. Sin ánimo de utilizar demasiadas frases hechas, este es un claro ejemplo de que las apariencias engañan y de que lo importante está en el interior. Y nunca mejor dicho.

Tras pasar la puerta se presenta una colección de espadas clásicas y modernas, de fantasía medieval o cinematográfica, en un pequeño museo que da la bienvenida (y de qué forma) al visitante, o cliente que accede a esta pequeña gran empresa toledana, una de las últimas en trabajar el acero para forjar espadas de época al estilo medieval.

Nobles materiales como el buen acero templado, el oro o la plata darán forma a espadas antiguas, históricas, roperas, del Cid, que hacen de cada pieza una obra única que muestra toda la belleza, historia y grandiosidad de este ancestral oficio, que para el ojo inexperto podría reducirse solo a la forja y al calor del fuego o a los golpes de martillo, pero que requiere de un talento especial que el maestro artesano Antonio Arellano y su hijo Tony dejan en cada una de sus piezas. .

Imagen del perfil de la página de Facebook dedicada al damasquinado

Antonio Arellano, el último espadero en activo con carnet titulado por el Ministerio de Industria y la medalla al mérito del trabajo que es el máximo galardón que otorga la Junta de CLM, nos recibe en su taller. Las raíces artísticas de esta familia que llegan a varias generaciones ligada a la forja y a la artesanía. Ya en el año 1985 Antonio Arellano comienza a realizar reproducciones de espadas históricas. Por aquella fecha no había prácticamente artesanos que se dedicasen a realizar esos trabajos con los materiales nobles, como lo es el buen acero forjado y templado a mano.

Toni Arellano, hijo del maestro lo confirma, "soy la quinta generación espaderos artesanos, mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo y tatarabuelo se dedicaron la forja". "Yo aprendí con él desde los 13 años". Teníamos el taller debajo de mi casa, en una casa típica toledana con un patio. Jugaba en el taller y allí fue donde me picó el gusanillo de la artesanía".

En la actualidad a esta empresa castellanomanchega no le falta trabajo. "Trabajamos para los pequeños coleccionistas, esos que ahorran todo un año para comprar una espada y para el gran coleccionista que puede llegar a tener 15 piezas en su colección". Pero no sólo el cliente particular, el grueso del negocio de estos artesanos toledanos se nutre del cine y las series para plataformas como Netflix, HBO, Disney, y para "casi todas las series nacionales que os suenan, hemos hecho nosotros alguna espada. Aguila Roja, Isabel, Carlos V, el Ministerio del Tiempo", asegura Tony.

En la actualidad Tony también es el espadero oficial de Puy du Fou, el parque temático sobre la historia de España, situado a pocos kilómetros de Toledo. Allí forja espadas en vivo para el visitante con un fuelle de trescientos años de historia y además tienen una maravillosa y completa exposición de espadas, hechas por él mismo, por supuesto.

Imagen del perfil de la página de Facebook dedicada al damasquinado

Casi la totalidad de la producción de las espadas artesanas y clásicas que se pueden hacer en Toledo pasa por su taller. Hay otros artesanos en esta pequeña industria, que en su día fue grande y según Tony, "cuanta más demanda haya, mejor, porque supondrá que se abran más talleres o surjan otros artesanos". "Me gusta decir que yo no vendo espadas, yo vendo una manera de fabricar espadas, mis espadas son perfectamente imperfectas. Trabajo con el martillo, con el yunque y me equivoco. Una máquina no. Mis espadas tienen alma", afirma orgulloso.

La producción anual de la empresa es creciente, "llevamos tres años muy buenos", dependiendo de las series y películas que se vayan estrenando, aunque con el parque de Puy du Fou "ha sido un apoyo brutal para la artesanía y la espadería toledana". En cuanto al tiempo de trabajo, Arellano explica que "hay espadas de 200 euros que tardo en hacerlas pocos días y hay espadas de 1500 euros que tardo semanas", depende de la época del año" y siempre ayudado por sus dos aprendices.

Preguntado por la crisis generada durante la pandemia, el empresario se muestra firme: "nos afectó relativamente poco porque tenemos una capacidad de reinventarnos muy fuerte". "En plena pandemia se paró la producción de espadas normales y nosotros supimos recuperar pedidos, que en otra época habíamos parado por su complejidad, pedidos que nadie hace y tuvimos varias de miles de euros, aunque requieren mucho tiempo de trabajo y como el tiempo era lo único que nos sobraba a todos…", finaliza.

Toni Arellano también fue solicitado en Arabia Saudí, en concreto en Riad, para mostrar su trabajo en vivo en una feria durante 4 meses. La procedencia de sus clientes es variada, tanto nacionales como internacionales. "Nosotros tenemos más clientes extranjeros que nacionales. El cliente nacional prefiere las espadas de gama media baja, y el internacional prefiere espadas más trabajadas en torno a los mil euros por pieza", asegura. Como anécdota cuenta que hace algún tiempo trabajó para un jeque árabe que pidió expresamente una réplica de la espada de Boabdil, "la hicimos en plata de ley, costó cerca de 10.000 euros", relata. .

El futuro de las espadas toledanas:

"Toledo sigue siendo referencia mundial en espadería", eso afirma Tony con total convicción. Durante la época del Imperio Español, cuando fue capital, Toledo era importante principalmente por la fabricación de espadas y de armas. "Ahora hay más competencia, sobre todo de Europa del este...de Polonia, Ucrania, República Checa, donde está repuntando el trabajo de espadas artesanas", detalla el espadero. Tony tiene esperanza en el futuro de esta pequeña y centenaria industria española y toledana, "aunque muchos te dirán que el futuro en la ciudad es negro... resume, "la espadería de Toledo está muy viva". En el casco histórico de Toledo ya no queda nadie que se dedique a la forja de espadas mediante el método medieval antiguo. Empresas artesanales queda dos e industriales hay otras tres, pero a las afueras de la ciudad.

Las espadas históricas más solicitadas:

La Tizona del Cid es la espada nacional más solicitada y más conocida. "Me gusta decir que hay espadas que han marcado a personajes históricos", la espada de Hernán Cortés, Pizarro, Alfonso X, Carlos V, la espada que utilizaban los Tercios españoles, muy novedosa en su momento, también es de las más solicitadas.

Para poder realizar una réplica de estas espadas históricas Tony Arellano recurre a la Real Fábrica de Armas de Toledo y a su fondo documental. "Hay otras que he tenido que replicar sin documentación, como la de Alfonso X, que está en la catedral de Sevilla. Tuve que pedir documentación y acceder con guantes, para estudiar la pieza y después fabricarla en el taller", detalla.

Una de las pieza más destacadas por Artesanía tradicional Toledana, es la espada de San Pablo. En la actualidad hay cuatro réplicas forjadas. La reliquia original, dos que supuestamente encargó Franco a la Fábrica de Armas, otra cuarta que se donó al convento de Las Jerónimas de San Pablo y la que tienen en el taller, famosa ahora porque apareció en el programa de Iker Jiménez. "¿Esa espada pudo decapitar a San Pablo? se pregunta Tony, "la respuesta es no. Por morfología no estaba pensada para decapitar y además es una espada de estilo medieval", explica." ¿Quién no tiene un antepasado que no haya trabajado en artesanía? Es de donde venimos casi todos".

Imagen del perfil de la página de Facebook dedicada al damasquinado

La forja y el martillo:

En la forja de Artesanía Tradicional Toledana trabajan con carbón mineral, de hulla, que no tiene nada que ver con el carbón vegetal que se utiliza normalmente para las barbacoas. "Este tipo de carbón coge más temperatura, entre 800 y 1200 grados", detalla Tony.

Durante unos minutos el artesano espadero realiza una muestra de su trabajo diario encendiendo la forja. "Se calienta el acero hasta que coge temperatura y eso lo sabemos por el color del acero y cuando va cambiando de color es el momento óptimo en el que pasamos al yunque y al martillo. Ahí las moléculas del acero se expanden y le damos forma compactándolas y enfriándolas, explica mientras golpea con su martillo de 6 kilos el acero incandescente provocando un ensordecedor ruido con cada choque entre metales. "Después de esto se pasaría al templado, que se hace enfriando drásticamente el material de 1000 grados a 100 grados aproximadamente, templando tanto en aceite como con agua. Un tercer templado, el llamado revenido, que consiste en volver a calentar la hoja sin que se ponga al rojo vivo y luego dejarla que se enfríe al aire", comenta Toni. Posteriormente, en el proceso llamado acicalado la hoja se limpia y se pule para quitar las impurezas. El paso final es el montaje y el grabado al ácido sobre la hoja, un oficio que está prácticamente extinguido.

Para finalizar, Toni Arellano, hijo del maestro y continuador del legado de su padre, indica que es posible hacer visitas guiadas y participativas a su taller. "Me gusta porque son nuestras raíces, comenta, "¿quién no tiene un antepasado que no haya trabajado en artesanía? Es de donde venimos casi todos". >>

Link al artículohttps://www.libremercado.com/2022-03-13/el-ultimo-maestro-espadero-tradicional-de-toledo-asi-se-forjan-las-espadas-mas-legendarias-6875641/?utm_term=Autofeed&utm_medium=Social&utm_source=Twitter%23Echobox%3D1647160829 

Link al reportaje fotográficohttps://www.libertaddigital.com/fotos/en-el-interior-de-una-forja-tradicional-de-espadas-de-toledo-libre-mercado-6875776/ 

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más

Acepto