La mejor espada de la historia: espadas antiguas - 5.0 out of 5 based on 6 votes
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (6 Votes)

Juego ayúdanos a decidir cual es la mejor espada de la historia. Imagen de cuatro espadas de la anigüedad. La falfaca, la espada celta de antenas, el Xifos de esparta y el Gladius Hispaniensis.

Comenzamos este repaso a la historia de la espadería con las llamadas espadas antiguas o de la antigüedad. Pero antes de nada, nos gustaría aclarar que no es nuestra intención hacer un estudio exhaustivo de las muy diversas y variadas armas blancas de las diferentes épocas y culturas mundiales.

Y obviamente, sabemos que nos dejaremos olvidadas o sin mención a  muchas magnificas piezas, no olvidemos que esto es un simple juego. Un juego eso si, que queremos sirva como nexo de unión y de encuentro entre los miles de aficionados que compartimos admiración y fascinación por estas bellas armas que han acompañado al ser humano durante miles de años.

Cuatro son las espadas seleccionadas por el maestro artesano espadero Antonio Arellano dentro de la categoría de armas antiguas. Estas piezas se caracterizan por ser armas cortas y robustas, de guarniciones sencillas. En la parte ornamental podemos destacar los trabajos de nielado, similares a nuestro actual damasquinado, encontrados en algunas falcatas ibéricas.

Juego ayúdanos a decidir cual es la mejor espada de la historia. Imagen de cuatro espadas de la anigüedad. La falfaca, la espada celta de antenas, el Xifos de esparta y el Gladius Hispaniensis.

ESPADA CELTA DE ANTENAS

Los Celtas y sus espadas, pueblos originarios de Asia, se asentaron en el centro de Europa extendiéndose hacia el Oeste llegando hasta la península Ibérica. Eran un grupo de sociedades tribales, guerreros por naturaleza, con profundos arraigos religiosos -sus sacerdotes eran llamados druidas- y contaban con una amplia tradición en la fabricación de espadas.

Notas del Artesano: Cruz de hierro forjado en forma de U invertida. Pomo en forma de antenas. Puño de madera con anillos y parte forrada en cuero. Hoja ancha con canal hasta la punta. Adquiere esta pieza.

          Cosigue esta pieza

Juego ayúdanos a decidir cual es la mejor espada de la historia. Imagen de cuatro espadas de la anigüedad. La falfaca, la espada celta de antenas, el Xifos de esparta y el Gladius Hispaniensis.

FALCATA IBÉRICA

La Faltaca Ibérica que realiza el maestro Arellano es fiel réplica de la encontrada en la necrópolis de Almedinilla (Córdoba). Considerada el arma característica de los pueblos Íberos de la época prerromana, tanto por su forma poco común, como por la rica ornamentación de algunos ejemplares comentada anteriormente

Notas del Artesano: Hoja curva enteriza de principio a fin con tres acanaladuras. La parte baja es la más ancha de la hoja y la de arriba hace de guarnición estando abierta en su parte exterior. Encima de ésta, va remachado con cobre un suplemento metálico o de madera. Adquiere esta pieza.

          Cosigue esta pieza

Juego ayúdanos a decidir cual es la mejor espada de la historia. Imagen de cuatro espadas de la anigüedad. La falfaca, la espada celta de antenas, el Xifos de esparta y el Gladius Hispaniensis.

XIFOS ESPARTANA

El estado espartano fundado hacia el s IX antes de Cristo fue uno de los más precoces de la antigua Grecia. Los guerreros lacedemonios, famosos por su estricto adiestramiento y disciplina militar, utilizaban entre otras armas para el combate cuerpo a cuerpo el yelmo, el escudo, arma de la que procede la denominación de hoplita, la lanza, arma principal y, esta espada caracterizada por su escasa longitud, siendo una espada corta de doble filo.

Notas del Artesano: La hoja es más estrecha en su base que en su punta con una vena en el centro de principio a fin de la hoja. Vaina de madera forrada en cuero rojo con juegos de bronce.

          Cosigue esta pieza

Juego ayúdanos a decidir cual es la mejor espada de la historia. Imagen de cuatro espadas de la anigüedad. La falfaca, la espada celta de antenas, el Xifos de esparta y el Gladius Hispaniensis.

GLADIUS HISPANIENSIS

El gladius hispaniensis es la espada Romana por excelencia. De origen ibérico, fue adoptada por las legiones romanas en el período de la segunda guerra púnica. Ancha y corta, era usada en el combate como arma de cuerpo a cuerpo.

Notas del Artesano: Consta de una hoja enteriza terminada en forma romboidal, que en su zona central disminuye de tamaño sin acanaladuras ni adornos. El vástago era una extensión de la hoja que se proyectaba a través de la empuñadura. La punta estaba remachada sobre una arandela o un clavo decorativo. El puño, también entero, hace de guarnición y pomo, es de madera y puede estar forrado de cuero.

          Cosigue esta pieza

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más

Acepto